Nueva Edificación

LA MISTERIOSA HISTORIA DEL JARDIN QUE PRODUCE AGUA. Cehegin


descripcion fotosVídeoresumenSostenibildiad
Sistema de estanques depuradores, red de conexiones urbanas y jardín en crecimiento. Atardecer en un bolsillo del paseo con paisaje interior. Diálogo entre el edificio vivero, el mirador y el paisaje. Mar de cubiertas y un posible acceso al edificio vivero. De desierto a selva sin gastar una gota de agua y por el camino, reconectando la ciudad. El antes y el después, un punto de inflexión integrado en la vida de la ciudad. Una sinfonía floral y cromática suena con el paso de las estaciones. I8hqWbgYN1 1Widgtu8mu El interior se tiñe de reflejos verdes que proceden del paisaje exterior. zWS5LQVSZK tB2klu3LAJ
Arquitecto/Autor:Javier Rubio Montero - Mónica García Fernández / Promotor:Ayuntamiento de Cehegín / Constructor:JOSÉ DIAZ GARCÍA, S.A. / Arquitecto técnico:Patricia León de la Cruz
La misteriosa historia del jardín que produce agua

De desierto desconectado a selva que conecta sin gastar una gota de agua
¡Veamos cómo lo conseguimos!


12 años de gestación
4 años de obra
93 visitas de obra
1,74 vueltas al mundo en viajes a la obra (69.900 km recorridos)
1.913 emails
7.896 fotografías
3 premios
3 bebés nacidos dentro del equipo técnico en el transcurso de la obra...


Conocido como ¿El Coso¿, el lugar era un gran vacío en la parte trasera del casco antiguo de Cehegín. Tras una gran nevada, en los años 50, muchas de las casas se vinieron abajo o quedaron afectadas, dejando un espacio de grandes pendientes desocupado que generaba una gran desconexión entre sus calles perimetrales. Por otro lado, el casco antiguo de Cehegín parecía carecer de jardines habitables. La ciudad necesita respirar a través de ellos, pero para mantenerlos es necesaria agua, un bien muy preciado y escaso en la región.

Para solventar esta problemática, planteamos un jardín paseable que produce agua mediante la recogida y reutilización de agua de lluvia y sucia de la red de alcantarillado en la parte alta. El agua es conducida por una red de estanques con plantas de ribera que lo filtran y limpian. El resultado se usa para regar el resto de plantas del jardín.

Para localizar estos estanques de depuración sobre el terreno, creamos un trazado de conexión de las calles, localizando los ¿desire paths¿, creados por los pasos de los ciudadanos que trataban de cruzar al otro lado. Nos basamos en esas marcas en el suelo, conectamos las calles que se asoman al borde del parque mediante recorridos verdes con pendientes suaves, haciendo que los caminos sean accesibles para todos los vecinos y generamos en el proceso unas fantásticas vistas a la huerta murciana. Los estanques encargados de limpiar el agua se localizan entre estos caminos. El color del paseo inunda el pavimento y tiñe las fachadas de los edificios adyacentes.

Escondemos un edificio en un bolsillo de la red de caminos, para ofrecer su cubierta al parque y acoger en su interior un vivero de empresas. De esta manera el parque, además de reconectar la trama urbana, produce agua reciclada y trabajos nuevos, dos recursos muy importantes y necesarios en la situación actual de la ciudad y la región. El resultado es un parque que produce agua, donde la flora atrae a la fauna.